El flying dutchman

Es un dinghy de orza móvil considerado como de «high performance», basado fundamentalmente en el trabajo en equipo entre el patrón y el tripulante. Participó en todos los Juegos Olímpicos desde su adopción como clase olímpica para los Juegos de 1960 (Roma) hasta los Juegos de Barcelona del año 92.


El FD aporta grandes satisfacciones a regatistas de alto nivel que buscan el máximo desafío en su trayectoria, así como a navegantes que se contentan con el puro placer de navegar.

A sus 67 años de edad, sigue siendo uno de los monocascos de dos tripulantes más rápido del mundo gracias a sus limpias formas, a su gran superficie vélica (actualizada en el año 95 con el nuevo spi de 21 metros cuadrados) y al equilibrio dinámico que aporta el tripulante al trapecio, además de todas las posibilidades de reglaje que el barco ofrece. El Flying planea con facilidad en ceñida cuando la brisa supera los 12 nudos. El FD fue la inspiración de Conrad Gulcher en 1951 y colaboró con el diseñador holandés Uus Van Essen en el desarrollo del concepto. Cuando la IYRU (hoy ISAF) buscó un dinghy de alto rendimiento, dos tripulantes y orza móvil para los principales campeonatos internacionales y regatas de alto nivel, el FD reunió los criterios de la IYRU sobradamente. Gracias a las constantes innovaciones en su diseño y a las constantes adaptaciones de las reglas de la clase (como los palos de carbono o el chupón del spi y los obenques bajos que en su día supusieron una gran innovación) el Flying Dutchman se ha mantenido en lo más alto durante más de 60 años. Muchas de las innovaciones introducidas en el FD han sido adaptadas posteriormente por otras clases. Eslora: 6,06 m – Manga: 1,78 m Calado Timón: 0,81 m – Orza: 1,06 m Peso Casco: 130 Kg – Completo: 165 Kg Superficie Vélica Mayor: 10,2 m2 – Génova: 8,4 m2 Spinnaker: 21 m2 – Peso Tripulación: 170 kg.